Reflexiones (Alana), lectura nocturna.

Como a muchos otros a veces me da por escribir , cuando lo hago me dejo llevar y simplemente escribo.

A veces me hago esta mismo pregunta y es ahora cuando quiero compartirla.

¡¿Por qué narices viajo?!

Bueno la respuesta puede ser obvia si lo miramos desde un punto de vista superficial; “quiero recorrer el mundo y sus lugares su cultura…” (cuántas veces hemos escuchado esa frase), por una parte sería una respuesta acertada pero es tan solo una de las razones, el verdadero motivo subyace un poquito más dentro de mí, por supuesto en mi caso.
Aunque me atrevo a decir que lo que vayáis a leer a continuación sea una respuesta que vosotros mismos tenéis en vuestras entrañas, tranquilo no eres el único.

Quiero viajar porque aún no he encontrado “mi casa” (el lugar donde sientes que es donde deberías estar, bien simple.), ni mi trabajo, ese lugar que imaginas muchas veces estirado en la cama mientras intentas dormir, o cuando estás tomando el sol, leyendo un libro o simplemente cuando estás conversando con alguien y por un momento desenfocas la mirada y tu cabeza se va a otra parte.
Siento que todo eso está “por allí” escondido esperando a que lo encuentre, es cierto que algunas veces puedo tener esa sensación, pero debo confesar que tan solo dura unos instantes y luego se esfuma.
Con algunas personas siento que mi lugar en ese instante es a su lado, es una sensación parecida a la de estar “en casa”, también debo decir que es solo con algunas, muy pocas que no sabes por qué razón conecto con ellas de una manera especial, al fin y al cabo es química.
La misma química decide quién eres, qué te gusta y tu actitud delante de la vida.

Probablemente esas personas hayan vivido situaciones parecidas a las tuyas y las hayan afrontado de formas parecidas o tal vez no.

Pues bien, yo siento que mi casa y mi futuro están allí fuera.

Pero antes debo aclarar y sincerarme para que aquellos que están como yo sepan que no son los únicos y que no todo está perdido, me explico, mi vida es un mosaico roto, todo son pedazos de otros periódicos que hacen de mi vida (es decir, de mí) lo que soy ahora.

Por algún motivo la vida me ha dado lo que tengo y no otra cosa, un padre que tuvo que marchar pronto, una familia desestructurada, una vida llena de mudanzas forzadas, personas que ponen palos a tus ruedas, amores y desamores, algunas deudas, diabetes y variados dolores de cabeza.
Puedo pensar, y aveces lo hago, que la vida ha sido muy cabrona conmigo y en parte tendría razón, pero no sería justo porque hay gente que está mucho peor, que está sola en la calle, que nadie piensa en ellos y que literalmente se están muriendo de hambre.

Siento decirte amigo que no tienes derecho a quejarte, puedes hacerlo, si quieres grita, llora, cabréate, enfádate con la vida, pero nada de eso va a cambiar tu situación.
Sal a realizar aquello que te hace vibrar, aquello para lo que crees que has nacido, y sino lo sabes tranquilo, prueba, cáete, vuélvete a levantar, sacúdete el polvo y mira hacia delante.
Me voy a poner positivo, me quito la tierra que me ha cubierto todo este tiempo y mando un mensaje para el que esté al otro lado, quizás seas tú.
Sé que pensarás a estas alturas de la lectura que es muy fácil decirlo, esculpirlo y tienes razón, nadie dijo que fuera fácil, pero sí que es posible y sí que puedes.
Acepta; que te da pereza, que te da miedo, que te sientes solo en este camino espinado, deja de culpar a los demás y que date cuenta que la solución la tienes tan solo tú.

La vida amigo me ha dado otras cosas y ahora después de gritar, llorar, caerme y sacudirme el polvo doy las gracias por saberme reír de mi mismo, positividad, tocar con los pies en el suelo, ser creativo, tener esperanza pero sobretodo creer en mí, tener valentía, valorar lo que tengo, instinto de supervivencia y saber querer a los que te aprecian, la vida pasa, no espera a nadie y no atenderá a tus peticiones así que lucha cada día por lo que TÚ quieres.
Intenta ser feliz a cada instante, tranquilo es algo que tienes que empezar a aprender, no nos lo han enseñado en el colegio y arrepiéntete de lo que has hecho y que no sea al revés.

Así que por eso he llegado aquí, quiero viajar ayudando a la gente que me abre las puertas de su vida, utilizar la moneda más antigua, ¡el intercambio!

Créeme, se puede viajar con lo mínimo. Eso sí, esto requiere de un estudio previo y tener claro que tendrás que dejar cosas atrás.

Todo tiene un precio, si eres como yo, te aseguro que vale la pena.

Yo te ayudo. Tú me ayudas.

Invito a todo aquel atrevido a explicar su caso, porque sin duda conversar es lo que nos diferencia de muchos otros seres. (Será recibido con un fuerte abrazo).

————————————————————————-

“Ir, Volver, mucho que aprender, Olvidar, Recordar, volver a andar”.

Anuncios

9 comentarios en “Reflexiones (Alana), lectura nocturna.

  1. Reflexiones.

    “Alana, te agradezco infinitamente haber enviado este pensamiento, muy rico en sabiduría y aunque puedan parecer obviedades, son muy profundas y para leer a la noche como decís. Lo voy a compartir en la página porque es bueno que otros disfruten de esto.”

    Me gusta

  2. Fernandito

    “Interesante reflexión. Me ha encantado leer estas lineas… me siento muy identificado con lo que cuentas. En dos semanas viajo a Tailandia por unos motivos muy parecidos y la verdad que ahora estoy en una fase extraña de miedo, ilusión y dudas…Gracias por este desnudo que me reafirma en mi decisión. Un abrazo”.

    Me gusta

  3. Guillermo P.

    “En mi caso diría ¿porque narices no viejo? Sencillamente porque no es mi situación, me gustaría. Pero si lo podría hacer, no seria para encontrar mi lugar en el mundo, nunca tuve necesidad de planteármelo. Quizás porque el mundo es mi lugar.
    Me contradigo, viajo continuamente!! aunque en mi forma de viajar nadie se entera, y conozco muchísima gente aunque nadie de ellos me conoce a mi; les escribo a algunos después de conocerlos, aunque nunca les llega la correspondencia, obvio jamás me responden, además muchos de ellos ya no están, son de otros tiempos. Los ojos que contemplan y la lectura que da su explicación, es algo maravilloso. Es mi modo de viajar.”

    “Alana, mucho gusto! gracias por permitirme comenzar a conocerte.

    Me gustó mucho lo que escribiste, aunque no me sentí identificado con tu experiencia de vida.La verdad, a mi la vida hasta ahora no me ha tratado mal, no tuve grandes dificultades, salvo lo normal en toda crisis de crecimiento.

    Una vez escuché a alguien decir que no conocía nada de la vida porque nunca había pasado hambre, hambre de verdad, de la que hace doler el estomago hasta querer morirse.

    Desde esta perspectiva estoy en inferioridad de condiciones y me identifico con esta persona.
    Comparto tu pensamiento especialmente en esto: “sin duda conversar es lo que nos diferencia de muchos otros seres”.

    Lamentablemente una práctica casi en desuso. Solo hacemos contacto con el otro, pero conversar en serio, muy poco.

    Espero que este sitio sirva para eso.

    Un cordial saludo”.

    Me gusta

  4. Luis V.

    “Muy buena la publicación, la comparto(y la compartiré), aunque yo siento lo mismo pero quizás algo más profundo que hasta ahora no me deja tranquilo es “dónde encontrar ese… mi lugar”. Y aqui voy por la vida…. como el caminante que se hace camino al andar.”

    Me gusta

- Vuestros comentarios son muy importantes para nosotros :), seguro que tienes algo que contarnos!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s